Biblioteca y Archivo histórico

archivo

Historia y entorno

Tiene su origen con la fundación de la Misión Biológica de Galicia por la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE) en Santiago de Compostela en 1921.

Hoy está situada en la parroquia de Salcedo de Pontevedra, a 3 Km al sur de la capital, en la planta alta del edificio Cruz Gallástegui, llamado así en homenaje al director fundador, y que fue proyectado a principios de los años 50 para albergar los nuevos laboratorios por el reconocido arquitecto pontevedrés Alejandro de la Sota.

Este edificio es uno de los tres principales del complejo ubicado en la Granja de Salcedo, comprada por la Diputación de Pontevedra en 1928 para acoger a la Misión tras tener que dejar las instalaciones que ocupaba en la entonces Escuela de Veterinaria de Santiago, ante su desaparición y traslado a León.

La finca y pazo pertenecieron al arzobispo de Santiago Sebastián Malvar a finales del siglo XVIII. Oriundo de Salcedo, esta era su residencia familiar. Entre los edificios originales, además del pazo, hay uno de los hórreos más grandes de Galicia, un palomar, una bodega, una capilla…


Junto al pazo hay unos jardines rehabilitados entre 2005 y 2009, que mantienen su diseño inicial del siglo XIX y en los que destacan las coníferas como el cedro azul del Atlas y la araucaria del Brasil, los magnolios, algunas palmeras y la colección de camelias.

Instalaciones

La sala de lectura tiene 6 mesas para la consulta, investigación o trabajo en grupo. Su techo es abovedado y las estanterías con monografías están empotradas en el muro. Los amplios ventanales tienen vistas al pazo y a la finca. Ahora es, además, la sala de trabajo del personal de la biblioteca-archivo.
También cuenta con varios depósitos para las colecciones de menos uso y las revistas.

   

La colección bibliográfica

La biblioteca dispone de una colección híbrida, con un gran número de ejemplares electrónicos para la lectura libre en los ordenadores del centro, y una colección física con más de 6000 monografías, en su mayoría relacionadas con las disciplinas de las líneas de investigación del Instituto, tanto actuales como precedentes, todas dentro del campo de las ciencias agrarias y de la mejora genética: biología, edafología, producción animal, fisiología vegetal, química agrícola, botánica, climatología, bioestadística, técnicas analíticas…

Conservamos libros y revistas en los idiomas originales (inglés y alemán), seleccionados en su época entre los mejores sobre biología y genética: obras de Mendel, Hugo de Vries, Morgan, Davenport, Goldschmidt, Wilson, Darwin, Correns, East, Jones… a los que se añaden otros autores clásicos de la estadística aplicada a la biología, como Galton, Pearl, Fisher… Ejemplares de los primeros genetistas españoles como Fernández Nonídez (introductor en España de la teoría cromosómica de la herencia), Antonio de Zulueta, Fernando Galán…

También tenemos una biblioteca de cultura general y humanística, sobre todo de los años 20, 30 o 40. La llamada “Colección del Pazo”, con unos mil ejemplares, ocupa hoy las estanterías de madera de la planta alta de este edificio. Muchos de estos libros llevan el sello de la Junta de Intercambio y Adquisición de libros y de revistas para Bibliotecas Públicas, creada en 1931 por la Segunda República.

 

Otros libros son valiosos por su antigüedad o por sus ilustraciones y fotografías. Custodiamos obras de los siglos XVIII y XIX que figuran en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español (CCPB). La mayoría de nuestros ejemplares hablan de agricultura o botánica.

Custodiamos un ejemplar del Ensayo sobre las variedades de la vid común que vegetan en Andalucía de Simón de Rojas Clemente de 1879, la más lujosa de las ediciones de esta obra, de gran originalidad e influencia en la viticultura española.

La hemeroteca conserva más de 500 títulos de revistas científicas impresas, en su mayoría ya cerradas, al estar disponible el acceso en línea al texto completo para un gran número de libros, revistas electrónicas y bases de datos. En la sala de lectura se exponen los últimos números de revista recibidos, y en depósito están las colecciones complementarias.