Historia

La Misión Biológica de Galicia fue creada en abril de 1921 por la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, presidida por el Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal.

En un principio se sitúa en la Escuela de Veterinaria de Santiago de Compostela, con Cruz Gallástegui como director. La Misión permaneció en esta ciudad de 1921 a 1926, año en que la Escuela de Veterinaria desaparece de Santiago, lo que pone en grave peligro su supervivencia ante el desinterés de las instituciones santiaguesas por proporcionarle unos nuevos locales. Pero en 1927, gracias a la Diputación de Pontevedra, la Misión se encuentra en una nueva sede.

El centro de investigación se traslada a Pontevedra, primero a la Finca la Tablada y más tarde a la finca y Pazo que fue del Arzobispo Malvar en Salcedo (a 3 Km. del centro de la ciudad), propiedad entonces y hasta ahora de la Diputación Provincial donde se instaló definitivamente.

En el periodo anterior a 1936 hay que destacar, sobre todo, la figura de Gallástegui, quién realizó numerosos estudios agropecuarios sobre Galicia divulgados, por él mismo, mediante publicaciones y conferencias, dedicando especial atención a los híbridos de maíz.

Tras la conclusión en 1939 de la guerra civil, la Misión Biológica pasó a depender del recién creado Consejo Superior de Investigaciones Científicas, permaneciendo ubicado, hasta la actualidad, en el citado Pazo de Salcedo.